All posts by author

¿Cómo llegó la clínica a la sociología? entrevista a Vincent de Gaulejac (COES)

Posted by / 8 julio, 2018 / Categories: Sin categoría / 0 Comments

Interesante entrevista a Vincent de Gaulejac realizada como parte de la agenda teórica del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES), que se llevó a cabo en 2017 (subtítulos en español).

“- Para comenzar, quisiéramos que nos hiciera una presentación del concepto sociología clínica… objeto de estudio, metodología…
– Es una pregunta vasta… me he interesado junto a otros por introducir la perspectiva clínica en el campo de la sociología… Siempre ha existido en el campo de la sociología la preocupación por ejemplo en Francia sobre la oposición de Durkheim y Tarde… o con el Colegio de Francia que antes de la segunda guerra mundial afirmaron en un manifiesto que los fenómenos sociales no son cosas… tomando distancia de Durkheim quien defendió que había que explicar los fenómenos sociales como cosas para dar un estatuto científico a la sociología (su preocupación esencial)…”

 

Información extraída de http://mastor.cl/blog/2017/02/sociologia-clinica-teoria-y-accion-social/

Sociología clínica y emancipación del sujeto (Gaulejac & Yzaguirre, 2018)

Posted by / 12 junio, 2018 / Categories: Sin categoría / 0 Comments

CAPÍTULO DE LIBRO:

Gaulejac, V. e Yzaguirre, F. (2018). “Sociología clínica y emancipación del sujeto”. En Álvaro Estramiana, J.L. (coord.) La interacción social. Escritos en homenaje a José Ramón Torregrosa. Madrid, Centro de Investigaciones Sociológicas, pp. 251-270.

EXTRACTOS DE LA INTRODUCCIÓN (sin citas):

“Comprender” y “dar voz” al sujeto, fue el propósito de Pierre Bourdieu en “La miseria del mundo”, conectando estructura, relaciones dialéticas y vida cotidiana; sumergiéndose en el estudio del sujeto y sus relaciones con los fenómenos sociales. Marcel Mauss, discípulo y sobrino de Émile Durkheim, consideró que los fenómenos sociales eran a la vez psicológicos y sociológicos, y abogó por una sociología psicológica. George Simmel, relacionó acciones psíquicas y acción recíproca entre individuos y grupos. Alain Touraine, por su parte, resaltó la importancia del actor y del “sujeto histórico”, enfocándose en una sociología del sujeto, definido este como la voluntad de construirse como un actor.

El sentipensante Fals Borda se preocupó por la disminución de las diferencias entre el sujeto y el objeto de la investigación desde la IAP. Eugène Enriquez, habló del análisis clínico en las ciencias humanas, y Anthony Giddens de la “inmersión” en una forma de vida para entender la actividad social precisa. Berger y Luckmann, dan cuenta de la construcción de la realidad apoyándose en los procesos subjetivos, así como en presupuestos socio-psicológicos y Zygmunt Bauman, por su parte, reivindica la “indomable e irreductible… subjetividad humana”. Max Weber situó al sentido subjetivo de la conducta humana, como elemento clave de la acción social, que, para él, es el objeto mismo de la sociología (…) Y al tratar de definir la religión como un tipo de acción comunitaria, resaltó que sólo es posible su comprensión “partiendo de las vivencias, representaciones y fines subjetivos del individuo -esto es, a partir del sentido-”.

Por su parte, Émile Durkheim mostró los nexos entre psiquismo individual, psiquismo colectivo y vida social en “Las formas elementales de la vida religiosa”, donde habló de los elementos subjetivos contenidos en las representaciones colectivas, de los sentimientos así como de las emociones (…). En “Las reglas del método sociológico”, Durkheim reconoció que “como hemos demostrado, es indiscutible que los hechos sociales están producidos por una elaboración sui generis de hechos psíquicos… Una cultura psicológica… constituye pues para el sociólogo una propedéutica necesaria”.

En cuanto a Karl Marx, en sus manuscritos de juventud, abordó el tema del individualismo y la subjetividad. Allí, señaló: “El hombre, en tanto que ser objetivo y sensible, es un ser que sufre, y como siente que sufre, es un ser apasionado. La pasión es la fuerza esencial del hombre que tiende enérgicamente hacia su objeto” (…). Desde la psicología, Sigmund Freud señaló que sólo rara vez se puede prescindir de los vínculos que tiene el individuo con otros, y así “la psicología individual es simultáneamente psicología social”, y resaltó la relevancia de la atención prestada por el psicoanálisis a “las bases afectivas del vínculo del individuo con la sociedad”.

Por su parte, Wilhelm Reich, junto a otros miembros de la Escuela de Frankfurt, buscó respuestas ante el horror de la guerra y el holocausto apoyándose en Marx y Freud. Afirmó que “El objeto propio del psicoanálisis es la vida psíquica del hombre socializado”, y mostró las aportaciones que ofrece el enfoque psicoanalítico para la comprensión de ciertos fenómenos sociales como las ideologías, la conciencia de clase o la adhesión de las masas al nacismo (…). Otros miembros de la Escuela de Frankfurt, pusieron también en relación el estudio de lo social y el desarrollo psíquico de los individuos, apoyándose en el psicoanálisis para profundizar en las dimensiones inconscientes de los procesos sociales.

https://libreria.cis.es/libros/la-interaccion-social/9788474767599/

El CIS publica el libro homenaje al profesor José Ramón Torregrosa

Posted by / 10 junio, 2018 / Categories: Sin categoría / 0 Comments

“La interacción social. Escritos en homenaje a José Ramón Torregrosa”. Coordinación general de: Álvaro Estramiana, José Luis. Editorial: Centro de Investigaciones Sociológicas. ISBN: 9788474767599

 

José Ramón Torregrosa

En la primera parte de este libro Herbert Kelman, Colin Fraser, Josefina Zaiter, Tomás Ibáñez, Mikel Villarreal, Jokin Apalategi, Andrés Rodríguez, Luis de la Corte, Florencio Jiménez, José Luis García Molina, José Luis Rodríguez, Juan Díez Nicolás, Pepe Almaraz, Miguel Beltrán y Manuel González Chávez, así como Raimon en el epílogo, han querido dejar testimonio de sus experiencias académicas, intelectuales y vitales compartidas con José Ramón Torregrosa en distintos momentos y ámbitos nacionales e internacionales: sus primeros años en Xàtiva, su etapa de estudiante en la Complutense, sus primeros trabajos como sociólogo, su formación de posgrado en la Universidad de Michigan, su paso por el Instituto de la Opinión Pública y el posterior Centro de Investigaciones Sociológicas, su nombramiento como catedrático de Sociología en la Universidad de Valencia y después como primer catedrático de Psicología Social en España en la Universidad Complutense de Madrid, su condición de director y fundador del primer departamento de este área en nuestro país, su apoyo constante y generoso a la consolidación de la psicología social en las diversas universidades españolas, su influencia en la psicología social latinoamericana, o su participación en importantes proyectos de investigación internacionales.

En la segunda parte del libro se recogen trabajos inéditos sobre algunas de las principales líneas teóricas y de investigación desarrolladas y promovidas por José Ramón Torregrosa a lo largo de su vida: epistemología, teorías psicosociológicas e historicidad (Anastasio Ovejero, Lupicinio Iñiguez, Amalio Blanco, Luis de la Corte y Juan José Caballero); interaccionismo simbólico (Teresa González de la Fe); identidad personal, valores y psicosociología política (Joelle Ana Bergere, Modesto Escobar, Concepción Fernández y Héctor Grad); trabajo, desempleo y salud mental (Esteban Agulló, José Antonio Llosa y M. Silveria Agulló, y Alicia Garrido y José Luis Álvaro); emociones (Eduardo Crespo); sociología clínica y psicología social de la salud (Vincent de Gaulejac y Fernando Yzaguirre, y Rafael González y Blanca Lozano); y nacionalismo (Sagrario Ramírez y Juan García-García).

 

Max Pagès pionero de la psicosociología francesa ha fallecido

Posted by / 27 mayo, 2018 / Categories: Sin categoría / 0 Comments

El 25 de mayo de 2018 falleció Max Pagès a la edad de 92 años.

Como nos recuerdan sus compañeros del CIRFIP (Centro Internacional de Investigación, Formación e Intervención en Psicosociología), fue uno de los pioneros de la psicosociología francesa, cofundador de la ARIP (asociación para la investigación y la intervención psicosociológica) en 1958, y autor de “La vida afectiva de los grupos” obra fundamental de la literatura psicosociológica.  Ha sido interviniente-facilitador, terapeuta, profesor de psicología en la Universidad Paris Dauphine. Creador del Laboratorio de Cambio Social en 1970 que también dirigió Vincent de Gaulejac. Una de sus últimas obras es “La implicación en las ciencias humanas, una clínica de la complejidad” (L’implication dans les sciences humaines, une clinique de la complexité, 2006).

Max Pagès era miembro de honor de la Red Internacional de Sociología Clínica (RISC). A continuación reproducimos en francés y en español (traducción de nuestra compañera Isabel Cerdeira) el mensaje que el Presidente del RISC, Vincent de Gaulejac, remitió con motivo de su fallecimiento:

Max Pagès nació en 1926 en Constantinopla. Es una figura significativa de la psicosociología francesa. Después de los estudios de psicología en la Sorbona y en el Instituto de orientación profesional, estuvo un largo tiempo en los Estados Unidos donde trabajó bajo la dirección de Carl Rogers, a quien hizo conocer en Francia. Dirigió el departamento de psicología industrial de la CEGOS en los años 1950 antes de entrar en la Universidad en la facultad de Rennes, después en la Sorbona. En 1958, funda la Asociación de Investigación y de Intervención Psicosociológica (ARIP) con Guy Palmade. En 1968 es nombrado profesor en la Universidad Paris-Dauphine en la que funda el Laboratorio de Cambio Social. En 1980, une la UFR de ciencias humanas clínicas a la Universidad Paris Diderot. Sus dos primeras obras, “La orientación no directiva en psicoterapia y en psicología social” y “La vida afectiva de los grupos”, publicadas en Dunod en 1966 y 1968, proceden de su tesis en la que esboza una teoría de la relación humana. En 1979, publica el Control de la organización, con M. Bonetti, V. de Gaulejac y Daniel Descendre. En esta investigación, inaugura una epistemología de la complejidad a partir de un análisis pluridisciplinar del sistema de poder en acción en una empresa multinacional hipermoderna. El análisis apunta a entender las relaciones entre los registros económico, político, ideológico y psicológico. Esta obra precursora será reeditada en cinco ocasiones, siendo la última en Presse Universitaires de L´ULB (Universidad Libre de Bélgica) prevista para 2018. La pregunta por las influencias recíprocas entre las organizaciones sociales y las estructuras inconscientes individuales se convertirá en una constante en sus trabajos de investigación. A partir de estos principios epistemológicos, animará una red de investigadores alrededor del Análisis dialéctico que ha producido múltiples encuentros, en particular los coloquios de Spetses, en Grecia, organizados por Klimis Navridis.

En 1980, abandona la Universidad Paris-Dauphine para unirse al Laboratorio de Psicología Social Clínica, dirigido entonces por Claude Revault d´Allonnes, en la UFR de ciencias humanas clínicas. Allí continuará sus reflexiones para construir una teoría de la psicoterapia como práctica compleja en la confluencia de los registros emocional, psíquico – consciente e inconsciente- y de la historia familiar y social. Su práctica de psicodrama emocional, introducida en el trabajo terapéutico individual y en grupo, está descrita en su obra “Psicoterapia y complejidad” (1993). Escribirá una “novela epistemológica” que describe su recorrido intelectual en relación con su historia de vida. En “El trabajo de existir”, escrito con Didier Van den Hove en 1996, busca entender cómo se construye un pensamiento, las fuerzas que lo hacen evolucionar, sus raíces afectivas y familiares, el peso de los acontecimientos sociales, el impacto de las referencias teóricas y finalmente cómo se teje un destino en la intersección de su novela familiar y de su trayectoria social.

En esta obra, se define a sí mismo como un “psicólogo para conversar” preocupado por establecer puentes con las otras disciplinas, por destruir las barreras entre la teoría y la práctica, por articular la búsqueda intelectual y la experiencia personal. El trabajo amoroso es sin duda la obra en la que muestra con una autenticidad desarmante los vínculos indisociables entre el pensamiento racional y la vida íntima. Mezcla allí deliberadamente escritos teóricos, referencias personales, recortes de periódico con el fin de mostrar cómo el pensamiento y la sensibilidad son dos maneras complementarias e indisociables de agarrar el mundo.

Era también un investigador comprometido. El estatuto inaugural del Laboratorio de Cambio Social propone romper con la falsa neutralidad de las ciencias que las mantienen en un estado de dependencia cara a cara con los poderes establecidos con el fin de luchar contra la alienación económica, política, cultural y psicológica. En su libro sobre la violencia política (2003), escrito con diferentes colegas procedentes de horizontes diferentes, se interroga sobre las violencias terroristas y antiterroristas para tratar de comprender en qué momento y bajo qué fuerzas los conflictos escapan a sus autores para transformarse en paranoia colectiva e instalarse en una lógica persecutoria que fabrica sus propios enemigos.

Investigador creativo, a veces incomprendido, cuestionado, era una personalidad que no podía dejar indiferente. Ha abierto pistas para investigaciones y prácticas innovadoras que han influenciado de forma duradera a muchos investigadores en ciencias humanas y a profesionales de la relación. Para quienes han tenido la suerte y el privilegio de acompañarle, sabía trasmitir el gusto por la investigación, el placer por la enseñanza y una curiosidad sin límites por las cosas humanas. Nos autorizó a pensar por nosotros mismos. Nuestro reconocimiento es profundo para el investigador, el profesor y el amigo.

Vincent de Gaulejac

Traducción, Isabel Cerdeira

VERSIÓN ORIGINAL EN FRANCÉS:

Max Pagès est né en 1926 à Constantinople. Il est une figure marquante de la psychosociologie française.  Après des études de psychologie à la Sorbonne et à l’Institut nationale d’orientation professionnelle, il fit un long séjour aux USA ou il travailla sous la direction de Carl Rogers, qu’il a fait connaître en France. Il dirigea le bureau de psychologie industrielle de la CEGOS dans les années 1950 avant d’entrer à l’Université à la faculté de Rennes, puis à la Sorbonne. En 1958, il fonde l’Association de Recherche et d’Intervention Psychosociologique (ARIP) avec Guy Palmade. En 1968 il est nommé professeur à l’Université Paris-Dauphine dans laquelle il fonde le Laboratoire de changement social. En 1980, il rejoint l’UFR de sciences humaines cliniques à l’Université Paris Diderot. Ses deux premiers ouvrages, « L’orientation non directive en psychothérapie et en psychologie sociale » et « La vie affective des groupes », publiés chez Dunod en 1966 et 1968, sont issus de sa thèse dans laquelle il esquisse une théorie de la relation humaine. En 1979, il publie l’Emprise de l’organisation, avec M. Bonetti, V. de Gaulejac et Daniel Descendre. Dans cette recherche, il inaugure une épistémologie de la complexité à partir d’une analyse pluridisciplinaire du système de pouvoir à l’œuvre dans une entreprise multinationale hypermodernes. L’analyse vise à comprendre les rapports entre les registres économique, politique, idéologique et psychologique. Cet ouvrage précurseur sera réédité à cinq reprises dont la dernière aux Presse Universitaires de L’ULB (Université Libre de Belgique) prévue en 2018. La question des influences réciproques entre les organisations sociales et les structures inconscientes individuelles deviendra une constante de ses travaux de recherche. À partir de ces principes épistémologiques, il animera un réseau de chercheurs autour de l’Analyse dialectique qui a donné lieu à de multiples rencontres, en particulier les colloques de Spetses, en Grèce, organisés avec Klimis Navridis. 

En 1980, il quitte l’université Paris Dauphine pour rejoindre le Laboratoire de psychologie sociale clinique, dirigé à l’époque par Claude Revault d’Allonnes, à l’UFR de sciences humaines cliniques. Il y poursuivra ses réflexions pour édifier une théorie de la psychothérapie comme pratique complexe au confluent des registres émotionnel, psychique – conscient et inconscient – et de l’histoire familiale et sociale. Sa pratique du psychodrame émotionnel, introduite dans le travail thérapeutique individuel et en groupe, est décrite dans son ouvrage « psychothérapie et complexité » (1993). Il écrira un « roman épistémologique » qui retrace son parcours intellectuel en lien avec son histoire de vie. Dans « Le travail d’exister », écrit avec Didier Van den Hove en 1996, il cherche à comprendre comment se construit une pensée, les forces qui la font évoluer, ses racines affectives et familiales, le poids des évènements sociaux, l’entrechoc des références théoriques et finalement comment se tisse un destin au carrefour de son roman familial et de sa trajectoire sociale.

Dans cet ouvrage, il se définit lui-même comme un « psychologue conversant » soucieux d’établir des passerelles avec les autres disciplines, de détruire les barrières entre la théorie et la pratique, d’articuler la recherche intellectuelle et l’expérience personnelle. Le travail amoureux est sans doute l’ouvrage dans lequel il montre avec une authenticité désarmante les liens indissociables entre la pensée rationnelle et la vie intime. Il y mélange délibérément des écrits théoriques, des références personnelles, des extraits de journal afin de montrer comment la pensée et la sensibilité sont deux façons complémentaires et indissociables de saisir le monde.

Il était aussi un chercheur engagé. La charte inaugurale du Laboratoire de changement social propose de rompre avec la fausse neutralité des sciences qui les maintiennent dans un état de dépendance vis-à-vis des pouvoirs établis afin de lutter contre l’aliénation économique, politique, culturelle et psychologique. Dans son livre sur la violence politique (2003), écrit avec différents collègues issus d’horizons différents, il s’interroge sur les violences terroristes et anti terroristes pour tenter de comprendre à quel moment et sous quelles forces les conflits échappent à leurs auteurs pour se transformer en paranoïa collective et s’installer dans une logique persécutoire qui fabrique ses propres ennemis.

Chercheur créatif, parfois incompris, contesté, il était une personnalité qui ne pouvait laisser indifférent. Il a ouvert des pistes de recherches et des pratiques innovantes qui ont influencées durablement beaucoup de chercheurs en sciences humaines et de professionnels de la relation. Pour ceux qui ont eu la chance et le privilège de le côtoyer, il savait transmettre le goût de la recherche, le plaisir de l’enseignement et une curiosité sans bornes pour les choses humaines. Il nous autorisait à penser par nous-mêmes. Notre reconnaissance est profonde pour le chercheur, le professeur et l’ami.

Vincent de Gaulejac

Biblioteca José Ramón Torregrosa y Ángeles Durán

Posted by / 24 mayo, 2018 / Categories: Sin categoría / 0 Comments

El próximo 25 de mayo de 2018, a las 13 horas en la Sala de Juntas de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología, se celebrará el acto de donación a la Biblioteca de la Universidad Complutense de la Biblioteca del profesor José Ramón Torregrosa y de la profesora e investigadora Ángeles Durán.

La donación incluye una parte significativa de la biblioteca profesional que ambos crearon: José Ramón Torregrosa como Catedrático de Psicología Social, y María Ángeles Durán como catedrática de Sociología e investigadora de la situación social y laboral de la mujer.

Constituida por unos 7000 volúmenes de los campos de la Teoría sociológica, Psicología Social, Sociología Clínica, Sociología y Psicología del trabajo, contribuye a completar notablemente la colección de la Biblioteca, sobre todo en el periodo de las décadas de los años sesenta y setenta del siglo XX.

Extraído de:

http://biblioteca.ucm.es/blogs/Biblio-Polis/12712.php#.WwauAEgvxPZ

https://biblioteca.ucm.es/cps/donacion-jose-ramon-torregrosa-y-angeles-duran

Rubio y Galí y su Clínica social de 1899: precedente de una Sociología Clínica

Posted by / 14 mayo, 2018 / Categories: Sin categoría / 0 Comments

Yzaguirre, Fernando de (1) y Fernández-Cid, Matilde(2). (2017). “Rubio y Galí y su Clínica social de 1899: precedente de una Sociología Clínica”. En Psychofenia, Anno XX N. 35-36, pp. 97-114. ISSN 1722-8093. (1) Universidad del Atlántico. (2) Universidad Complutense.

Descargar artículo completo AQUÍ

ABSTRACT

“Clinical Sociology” is the name of a relatively young proposal in social sciences. The term is attributed to the sociologist and physician Louis Wirth, a member of the Chicago School of Social Sciences (in the early twentieth century), who incorporates this denomination in his 1931 article “Clinical Sociology” (American Journal of Sociology). Fernando de Yzaguirre made a visual tour that investigates the origins of this proposal and locates another scientific article, also coming from a physician of the so-called ‘humanists’, who advances in 32 years Wirth’s explicit allusion to a “Clinical Sociology “, and we think it deserves to be rescued.
The author is Federico Rubio y Galí, an important medical surgeon born in Cádiz (Spain) in 1827, the promoter of the Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas, and very committed to a holistic-comprehensive perspective, in a time not precisely favourable to ‘critical’ positions such as this professional represents. Although in a relatively marginal and censored way, at that time there was also a worry about social problems, around “endemic social ills”, in Rubio and Galí’s words: “caciquismo”, “anacronopatía”, “dominación” or “heteropatía”.
We will present this inaugural terminological suggestion of Rubio and Galí in its production’s context: from the medical profession and from the ‘humanist’ perspective. From there, we recover not only the term (the ‘letter’) but also the intention (the ‘spirit’) and its connection with ‘Clinical Sociology’.

RESUMEN

‘Sociología Clínica’ es el nombre de una propuesta relativamente joven en ciencias sociales. El término se atribuye al sociólogo y médico Louis Wirth, miembro de la Escuela de Chicago de Ciencias Sociales (principios del siglo XX), quien incorpora esta denominación en el artículo de 1931 “Clinical Sociology” (American Journal of Sociology). Fernando de Yzaguirre realizó un recorrido que indaga en los orígenes de esta propuesta y localiza otro artículo científico, también procedente de un médico de los entonces llamados ‘humanistas’, que se adelanta en 32 años en la explícita alusión de Wirth a una “Sociología Clínica”, y que consideramos merece ser rescatado.
El autor es Federico Rubio y Galí, un importante médico cirujano nacido en Cádiz (España) en 1827, impulsor de la Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas, muy comprometido con una perspectiva de carácter holístico -abarcador, comprehensivo- en una época no precisamente facilitadora de posiciones ‘críticas’ como la que este profesional representa. Aunque de forma relativamente marginal y censurada, también en su época existía una preocupación por problemas sociales, por ‘males sociales endémicos’, en palabras de Rubio y Galí: el “caciquismo”, la “anacronopatía”, “la dominación” o la “heteropatía”.
Presentaremos esa inaugural sugerencia terminológica de Rubio y Galí en su contexto de producción: desde la profesión médica y desde la perspectiva ‘humanista’. A partir de ahí, recuperamos no sólo el término (la ‘letra’) sino también la intención (el ‘espíritu’) y su conexión con la “Sociología Clínica”.

“Estar bien” de Fernando Gil, nuevo título de la colección de sociología clínica.

Posted by / 1 marzo, 2018 / Categories: Sin categoría / 0 Comments

Todos queremos estar bien, pero la mayor parte de nosotros no ponemos los medios para lograrlo. Estos no pueden limitarse a asistir a la última terapia de moda, alimentarse de cierta forma, meditar o practicar un deporte o una religión, limitar el uso de la tecnología en las comunicaciones, mejorar la alfabetización sanitaria, o demandar prestaciones más amplias, integrales y afectivas. Para estar bien debemos revisar, además, nuestros conceptos de enfermedad y de salud, así como nuestra relación con la muerte. Y debemos hacerlo desde un marco sociopsicológico en el que se equilibre el bienestar personal con el de los otros seres vivos y con el planeta.

Nuevo libro de Fernando Gil Villa, catedrático de sociología en la universidad de Salamanca. Profesor visitante en numerosas universidades iberoamericanas. Autor de libros como Individualismo y cultura moral (2001), Elogio de la basura (2006), Juventud a la deriva (2007), Nihilistas. La ilusión de vivir sin ilusiones (2009), La derrota social de la muerte ( 2011), La cara social del cáncer (2012), Qué significa investigar (2013), o La sociedad vulnerable (2016).

Esta es la cuarta obra editada dentro de la colección de sociología clínica, de la editorial Sapere Aude, reconocida por la Red Internacional de Sociología Clínica, Réseau International de Sociologie Clinique – RISC, cuyo Comité Científico está conformado por profesionales de ocho países:

Griselda Albarrán Iturbe, Universidad Nacional Autónoma, México | Ana María Araujo, Universidad de la República, Uruguay | Marcelo Astorga Veloso, Universidad de Chile, Chile | Edna M.R. Castro, Universidade Federal do Pará, Brasil | Fernando G. de Castro, Universidade Federal do Rio de Janeiro, Brasil | Isabel Cerdeira Gutiérrez, Universidad Complutense de Madrid, España | Verónica Córdova Martínez, Universidad Nacional Autónoma, México | Ana María Correa, Universidad Nacional de Córdoba, Argentina | Matilde Fernández-Cid Enríquez, Universidad Complutense de Madrid, España | María Cristina Fuentes Zurita, Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa, México | Alicia Garrido Luque, Universidad Complutense de Madrid, España | Vincent de Gaulejac, Red Internacional de Sociología Clínica RISC, Francia (director de la colección) | Marcela de Grande, Facilitadora y traductora especializada, Argentina | Patricia Guerrero Morales, Pontificia Universidad Católica, Chile | Rogelio Antonio Hernández López, Universidad del Atlántico, Colombia | María Claudia Salcedo Salgado, Universidad del Atlántico, Colombia | Fernando de Yzaguirre García, Universidad del Atlántico, Colombia (co-director de la colección).

SEIS CITAS IMPORTANTES CON LA “SOCIOLOGÍA – PSICOSOCIOLOGÍA CLÍNICA” LATINOAMERICANA: ALAS Y RISC-SUR (Montevideo, diciembre 2017).

Posted by / 2 diciembre, 2017 / Categories: Sin categoría / 2 Comments

SEIS CITAS IMPORTANTES CON LA “SOCIOLOGÍA – PSICOSOCIOLOGÍA CLÍNICA” LATINOAMERICANA: ALAS, CONGRESO LATINOAMERICANO DE SOCIOLOGÍA Y RISC-SUR, COLOQUIO DE SOCIOLOGÍA – PSICOSOCIOLOGÍA CLÍNICA.

Montevideo, 3 a 9 de diciembre 2017.

1.- “El semillero de sociología clínica e intervención psicosociológica, soclip, de la Universidad del Atlántico: avances de una epistemología para el cambio en ciencias humanas”

Grupo de Investigación ALAS: 15. Metodología y Epistemología de las Ciencias Sociales |

Martes 05/12 | 10:30 – 12:30 | Ciencias Sociales | SALA 2-3 5to. Piso |

Fernando de Yzaguirre García; Yurleinys María Gómez Castro; Karol Dayana Ibáñez Barrios.

RESUMEN

En 2015, se inició la introducción de la perspectiva de la sociología clínica en la Facultad de Ciencias Humanas (Universidad del Atlántico), mediante la oferta formativa del Programa de Sociología y la creación del semillero de sociología clínica e intervención psicosociológica, soclip. Esta perspectiva se enmarca en el camino iniciado por muchos sociólogos, entre ellos Tarde, preocupado por la sociología de las asociaciones, de relevancia con el auge de las redes sociales; Durkheim, quien mostró los nexos entre psiquismo individual y psiquismo colectivo en “Las formas elementales…”; Weber, para quien la sociología estudia la acción social, siendo la “acción” una conducta humana con un sentido subjetivo para el Sujeto/s de dicha acción; Touraine, quien profundiza en la dimensión interventiva de la sociología, así como resalta la importancia del actor, y del “Sujeto histórico”, enfocándose en una sociología del Sujeto, definido como la voluntad de construirse como actor; Enriquez, que habla del análisis clínico en Ciencias Humanas; Simmel, quien relaciona acciones psíquicas y acción recíproca entre los individuos y grupos; Wirth (Escuela de Chicago), quien publicó en 1931 “Clinical sociology” (American Journal of Sociology); Bourdieu, que se dispone a comprender en “La miseria del mundo” y a dar voz al Sujeto, mediante una “forma de mayéutica”, conectando estructura, relaciones dialéticas y vida cotidiana, sumergiéndose en el estudio de la subjetividad y el Sujeto y sus relaciones con los fenómenos sociales; Gaulejac, encabezando una línea de investigación en Paris-VII, centrada en el enfoque de la sociología clínica, ofreciendo másteres y doctorado, e impulsando colecciones editoriales, una en español. Una de las características de esta perspectiva es una epistemología interdisciplinar, que no renuncia a la capacidad explicativa de la sociología, que pone al investigador en el mismo plano que al Sujeto, y está orientada a la mejor comprensión de los problemas y a la mayor emancipación de quienes los soportan, con una vocación interventiva para ser capaces de operar cambios ante los problemas de las personas. En estos dos años, los nuevos espacios académicos y de prácticas creados, nos han permitido trabajar además de con teorías, con algunas técnicas socioclínicas como el teatro fórum o los talleres de implicación con relatos de vida. Hemos podido abordar temáticas como las dificultades de los estudiantes y la deserción universitaria; el postconflicto; o el proyecto de vida y la vocación profesional; en distintos centros educativos y universidades del Departamento del Atlántico colombiano, acercándonos a esta nueva perspectiva de una manera más práctica y menos metódica; acompañando a nuestra disciplina, la sociología, desde el universo macrosocial al microsocial; en un viaje complicado, no exento de dificultades y algunos rechazos, que hoy empieza a dar sus primeros frutos.

2.- “Una reflexión sobre los procesos de diseño, puesta en marcha y realización de proyectos de investigación – intervención, desde un enfoque cualitativo”

Grupo de Investigación ALAS: 15. Metodología y Epistemología de las Ciencias Sociales |

Miércoles 06/12 | 08:00 – 10:00 | Ciencias Sociales | SALA 2-3 5to. Piso |

Yurleinys Maria Gómez Castro; Valentina Lucia Aragón Mercado 1; Fernando De Yzaguirre Garcia

RESUMEN

“Una reflexión sobre los procesos de diseño, puesta en marcha y realización de proyectos de investigación – intervención, desde un enfoque cualitativo”. Uno de los objetivos del Programa de Sociología de la Universidad del Atlántico, es la formación metodológica de sus estudiantes, así como ligar dicha formación con ámbitos en los que se puedan llevar a cabo investigaciones y prácticas de grado, incluyendo niveles pragmáticos o de intervención social, dada la gran variedad de fenómenos sociales a los que deben enfrentarse los futuros sociólogos en su ejercicio profesional, que muchas veces requieren atender problemas prácticos, lo que no debe alejarnos del manejo de las teorías. En esta ponencia, nos interesa resaltar la importancia de la investigación como recurso fundamental para producir ciencia y nuevos conocimientos, y por ende para crear proyectos que aporten nuevos métodos de intervención social desde la Sociología. Es por ello que queremos recorrer el camino de cómo se llega a poner en marcha un proyecto de investigación-intervención desde un enfoque cualitativo en Sociología. Para ello, haremos una revisión de literatura científica en torno a proyectos de investigación e intervención, exponiendo así un estado del arte referente a la temática mencionada. Hoy en día, los estudios micro-sociológicos con fines aplicados, con metodología cualitativa y de corte interdisciplinar, han ido tomando mayor relevancia gracias a los cambios significativos que estos logran al abordar ciertas problemáticas sociales. Para llevarlos a cabo, se pueden construir proyectos de investigación-intervención, los cuales precisan que se sigan ciertos procesos, que serán abordados en la ponencia. Para ello, partiremos de un recorrido teórico que aborde el enfoque cualitativo, la dimensión interventiva, y perspectivas metodológicas que irán desde la investigación-acción-participación hasta la sociología clínica.

3.- “Origen, objetivos y diseño, de un proyecto de investigación, intervención y prácticas de grado, desde la sociología clínica, para prevenir la deserción universitaria: Acompredes”

Grupo de Investigación ALAS: 16. Universidad Latinoamericana: interpelaciones y desafíos | Experiencias alternativas de enseñanza de grado y posgrado y transformación curricular y extensión universitaria |

Miércoles 06/12 | 08:00 – 10:00 | Ciencias Sociales | A3 |

Fernando de Yzaguirre García

RESUMEN

Dentro del Grupo de Investigación “Goffman” de la Universidad del Atlántico, creamos el semillero de sociología clínica e intervención psicosociológica para profundizar en esta perspectiva, realizar prácticas de grado y poner en marcha proyectos de investigación-intervención. En 2016, el semillero generó el proyecto: “Acompañamiento a principiantes para comprender y prevenir la deserción, y fortalecer la integración, la vocación y la identidad académicas” (Acompredes), que arrancó avalado por el Programa de Sociología y por el Consejo de la Facultad de Ciencias Humanas. Las principales razones del nacimiento del Proyecto fueron: dificultades para realizar las prácticas de grado; interés por proyectos de investigación-intervención; generar nuevo conocimiento y estrategias de actuación “socioclínicas”; la gravedad del fenómeno de la deserción y su impacto en el Programa de Sociología; interés por aplicar y evaluar las propuestas epistemológicas y metodológicas de la sociología clínica; y la vocación de servicio directo a la comunidad. En lo que respecta a la deserción, diversos estudios ponen en evidencia que el abandono universitario es un fenómeno complejo, que afecta a estudiantes de muchas universidades de Latinoamérica y del mundo entero; que responde a diversas causas, muchas de ellas de índole psicosocial; y que se puede prevenir y reducir mediante distintas estrategias. Aun cuando muchas de estas estrategias son implantadas desde el Ministerio de Educación y las políticas institucionales de las universidades, incluida la nuestra, que viene haciendo grandes esfuerzos desde la Vicerrectoría de Bienestar y las distintas Facultades, la persistencia y magnitud del problema obligan a realizar un esfuerzo colectivo permanente no solo de políticas, sino de generación de nuevo conocimiento y estrategias para combatirlo, en beneficio de la comunidad académica. El objetivo general del Proyecto es conocer y comprender en profundidad, mediante técnicas mixtas, cualitativas, socioclínicas y de acompañamiento, las circunstancias y motivaciones de deserción de estudiantes de primeros semestres (allí donde el abandono es mayor), y diseñar y llevar a cabo una investigación-intervención para prevenir y reducir la deserción. Acompredes, pretende contribuir a la mejora de la experiencia académica y a la permanencia de las y los estudiantes, dando importancia a las dimensiones biográficas, vivenciales y vocacionales, que apuntalan una trayectoria de vida. Acompredes se constituye como foco de investigación y espacio académico para el diseño y puesta en marcha de una intervención psicosociológica, orientada desde la perspectiva de la sociología clínica, mediante acompañamiento cercano guiado por Facilitadoras/es entrenadas/os del semillero, que para culminar el grado y especializarse profesionalmente realizan prácticas, pasantías y monografías de investigación. Este Proyecto se inscribe en las líneas de investigación del Observatorio Social del Caribe Colombiano y los lineamientos de la Red Internacional de Sociología Clínica (RISC).

4.- “La técnica de relatos de vida, en talleres de implicación, en una investigación – intervención con estudiantes universitarios”

Grupo de Investigación ALAS: 15. Metodología y Epistemología de las Ciencias Sociales

Jueves 07/12 | 08:00 – 10:00 | Ciencias Sociales | SALA 2-3 5to. Piso |

Karol dayana Ibañez Barrios; Michelle Atencia Quesada; Fernando De Yzaguirre Garcia

RESUMEN

Palabras clave: deserción, intervención, relatos de vida, sociología clínica. El propósito de este trabajo es analizar la aplicación de una técnica socioclínica, los “talleres de implicación con relatos de vida”, en el contexto del proyecto “Acompredes”, para la prevención de la deserción universitaria en los primeros semestres del Programa de Sociología de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad del Atlántico. La deserción proviene del latín “desertio”, que significa abandono, abandonado, separarse de; en nuestro caso específico sería el abandono de los estudios universitarios. La sociología clínica es una perspectiva relativamente nueva que trabaja con la vivencia y la trayectoria biográfica de un actor, para ponerla en relación con los fenómenos sociales; subraya la importancia de la subjetividad, consciente e inconsciente, para el entendimiento de dichos fenómenos; realiza el abordaje de la tensión entre la racionalidad instrumental y la búsqueda de sentido, sin evitar un enfoque crítico ante el riesgo tanto del idealismo como del subjetivismo; contempla la implicación tanto del investigador, como del participante; y se interesa por la coproducción entre individuo y sociedad. Pretendemos entonces conocer mejor la perspectiva de la sociología clínica como referente epistemológico y metodológico, para la aplicación de una de sus técnicas habituales, que nos ayude a promover cambios ante el problema del abandono universitario. La técnica empleada se inscribe en el análisis biográfico y considera como hipótesis que el individuo es producto de una historia de la que quiere llegar a ser protagonista (Vincent de Gaulejac, Neurosis de clase, 2013). Los relatos de vida, elaborados mediante talleres de implicación, son una técnica cualitativa de carácter grupal, que nos permitirá acompañar a los participantes ante problemas específicos, en busca de una mejora.

5.- PANEL INTERNACIONAL: “Sociología Clínica: epistemología, metodología y praxis”

Jueves 07/12 | 16:30 – 18:30 | Intendencia Municipal de Montevideo | Ernesto de los Campos |

Ana María Araujo 1; Patricia Guerrero 2; Edna Castro 3; Fernando Yzaguirre 4; Matilde Fernandez 5; Marcelo Astorga 6; Clara Betty Weisz 1

1 – Universidad de la República, URUGUAL. 2 – UNIVERSIDAD CENTRAL DE CHILE. 3 – Univeridad Federal de Para, BRASIL. 4 – UNIVERSIDAD DEL ATLANTICO, COLOMBIA. 5 – Universidad Complutense de Madrid ,ESPAÑA. 6 – Universidad de Chile

RESUMEN

En el convulsionado contexto que atraviesa América Latina hoy, es necesario repensar abordajes innovadores de la Sociología, apostar a nuevos desafíos epistemológicos y metodológicos que tomen en cuenta el Sur, desde una dinámica que se inscriba en una “epistemología del sur”, donde los vínculos intersubejtivos, las relaciones sociales y los paradigmas culturales y simbólicos den cuenta de la complejidad actual. La postura epistemológica, teórica y práctica de la Sociología Clínica se basa en el desafío de aprehender los nudos socio psíquicos que están en la base de todo hecho social, y constituye por lo tanto una modalidad particular de entender la investigación y la intervención grupal y social. Intenta aproximarse a la vivencia de los actores sociales, articulando entonces, las relaciones sociales y los vínculos intersubjetivos, con el contexto socio-histórico y simbólico. Ubica la subjetividad en el centro de la producción de conocimiento. Lleva a criticar la posición del “experto” poseedor de un saber científico superior a las demás formas de saber. La orientación clínica se construye en primer lugar sobre la escucha, el saber de la experiencia y el respeto que los actores tienen de su mundo social. El rigor científico es necesario e ineludible a condición de que no respalden lógicas de poder, de distinción social y no se favorezca la violencia simbólica entre “los que saben” y “los que no saben”. El vaivén entre la vivencia y lo conceptual es esencial para entender los fenómenos sociales, para comprender los nudos socio-psíquicos. La Sociología Clínica sostiene una postura epistemológica multirefrencial e interdisciplinar, donde la Historia macro dialoga permanentemente con la historicidad, con el relato y las historias de vida de los sujetos. A partir de “historia de vida en grupo” e “historias de vida individuales” nos introducimos en la “escucha” del otro, del actor social, de los actores sociales, considerando que son ellos los más capaces de significar y re-significar el hecho social. No se trata, entonces de construir una sub-disciplina, sino de hacer dialogar las fronteras disciplinarias, de modo tal de articular lo socio-histórico con lo psico-simbólico. Esto ha sido posible a partir de dispositivos metodológicos específicos que se han desarrollado en las últimas tres décadas, a nivel internacional y particularmente en América Latina. Consideramos que los dispositivos metodológicos utilizados apuntan a una forma innovadora de producir conocimiento, a partir de “Seminarios de implicación e investigación”. En el Panel que presentamos, las investigaciones realizadas por los distintos expositores: de Chile, Colombia, Brasil, España y Uruguay forman parte de esta línea epistemológica. A partir de estas experiencias de investigación que se presentarán en el Panel, nos proponemos visibilizar entonces el proceso investigativo y dar cuenta de esta epistemología y teoría para la acción que es la Sociología Clínica

6.- II COLOQUIO DE PSICOSOCIOLOGÍA CLINICA. DESAFÍOS DE LA PSICOSOCIOLOGÍA CLÍNICA EN AMERICA LATINA.

Organiza: Programa Fundamentos Interdisciplinarios de la Psicología en la Hipermodernidad. Instituto de Fundamentos y Métodos. FACULTAD DE PSICOLOGÍA UDELAR

Jueves 7. PANEL SOCIOLOGIA CLINICA: Epistemología, Metodología y Praxis.

En el marco del XXX1 Congreso de ALAS.

Sala E. de los Campos de la Intendencia M.M. – 16:30 a 18:45hs.

Viernes 8. Mesa Redonda y Debate: Pensar la PsicoSociología Clínica en la Hipermodernidad. Facultad de Psicología Aula Magnaa las 18 hs.

Coordina: Dra. Ana María Araújo ( Uruguay)

Participan: Dra. Matilde Fernández (España). Dr. Fernando de Yzaguirre ( Colombia). Dra. Patricia Guerrero (Chile). Mag. Marcelo Astorga (Chile). Dra. Edna Castro (Brasil). Mag. Ana Correa (Argentina).

Sábado 9 Actividad Plenaria del Grupo Sociología Clínica RISC-Sur. Salon 13. de 9 hs a 15hs.

De 9:30 a 13 hs : Taller de Investigación e Implicación ;”Trajectoria socio-profesional”

De 14 a 15:30 Proyecciones futuras y posible Coloquio de la Sociología Clínica del sur – RISC-SUR

 

 

Presentación del libro: Novela e historias de vida

Posted by / 22 noviembre, 2017 / Categories: Sin categoría / 0 Comments

El jueves, 23 de noviembre de 2017, a las 20 h, tendrá lugar la presentación del último libro de Isabel Cerdeira, Novela e historias de vida, publicada por la editorial Sapere Aude. En el acto intervendrán Bernabé Sarabia, profesor de Sociología de la Universidad de Navarra y Elena Roldán, profesora de Ciencias Sociales de la Universidad Complutense de Madrid.

Este acto, se celebrará en la librería Tierra de Fuego, Travesía de Conde Duque, 3, Madrid (Metro Noviciado), 915 215 240. Se ofrecerá un vino.
Os esperamos a todos los miembros de la Asociación de Sociología Clínica.

LA PART DE SOCIAL EN NOUS – Sociologie clinique et psychothérapies

Posted by / 23 octubre, 2017 / Categories: Sin categoría / 3 Comments

LA PART DE SOCIAL EN NOUS – Sociologie clinique et psychothérapies

AA.VV. – Dirección: VINCENT DE GAULEJAC, CLAUDE COQUELLE

 

Un nuevo posicionamiento entre el ser del hombre y el ser de la sociedad, sus profundas e inextricables relaciones, influencias, conexiones e interacciones, se expone y desarrolla en el último libro de varios autores, “La part de social en nous. Sociologie clinique et psychothérapies”, dirigido por Vincent de Gaulejac y Claude Coquelle.

Este celebrado compendio de textos que edita Érès en la colección de sociología clínica hace un recorrido por la cuestión de las relaciones entre psicoterapia y sociología, no como disciplinas separadas con territorios especializados sino situándolas frente al mismo objeto, el aspecto psíquico de la existencia social del hombre. Si las ciencias sociales buscan describir y comprender la vida humana y los terapeutas responden a la demanda de los individuos a ellos dirigida para que les ayuden a vivir mejor, el reto de esta obra según Claude Coquelle es que las primeras y en particular la sociología aporten directa o indirectamente una respuesta a esta pregunta.

Se podría considerar que hay un avance y un relativo retroceso respecto a obras pioneras dentro de las ciencias sociales que utilizaron en sus métodos de investigación técnicas comunes a la sociología clínica como las historias de vida, cartas, documentos personales, obras literarias y poéticas de los participantes y que se consideran clásicas en esta materia. Tales son “El campesino polaco en Europa y América”(1918) de Thomas y Znaniecki y “Le métier d´educateur…” (1983) de Francine Muel- Dreyfus. Donde se trata de reconstruir el trabajo propiamente social de los fenómenos de reproducción y cambio en los emigrantes polacos y los fenómenos de identificación y cuestionamiento del puesto de trabajo de los educadores, así como el monumental compendio de relatos “La miseria del mundo” (1999) de Pierre Bourdieu, tan demostrativo de los cambios estructurales y de la violencia simbólica.

El rigor en el conocimiento, del lado de la investigación, será desplazado hacia un acercamiento resueltamente multirreferencial e integrativo, que comprende distintas disciplinas y se compromete en la práctica, siendo característica del objeto la existencia en un contexto inestable, cambiante y confuso (C. Coquelle), que se toma como tal antes de imponer clarificaciones artificiales y es el desafío que plantea la obra, del lado de la implicación y de la clínica.

Este desafío se apoya en dos modelos, el médico de la psicoterapia como representación social, más simple y estable y, entre otros, el modelo existencial con sus características universales, específicas y singulares. Con C. Coquelle la sociología clínica presenta esta doble cara, de una parte se mantiene como disciplina de investigación, de otra da un paso en cuanto es una práctica que apunta a producir efectos de transformación en las personas.

La obra está dividida en dos partes diferenciadas. Los primeros capítulos se dedican al examen del alcance terapéutico de las prácticas específicas de la sociología clínica. Entre los temas objeto de investigaciones anteriores están: psicología, psicoanálisis y ciencias sociales, un estudio histórico comparado (Annick Ohayon), construcción de un espacio clínico, apuestas epistemológicas, metodológicas, políticas y éticas (Vincent de Gaulejac), “emociones e historias de vida”, dialécticas de implicación, investigación, intervención (Elvia Taracena). Destacan los singulares trabajos de la periodista Isabelle Seret que se aproxima a la sociología clínica a través de los lazos que establece entre sus trabajos periodísticos y su historia de vida, presentando los resultados de un estudio entre causalidad social y sufrimiento psíquico. El recorrido terapéutico de Catherine Besse, abriendo toda una serie de cuestionamientos a los impasses personales y profesionales que lo atraviesan y que sin duda operan en este desafío de intervención de la sociología. Y la importante introducción de “clínica narrativa” de Christophe Niewiadomski a partir de la experiencia de los grupos de implicación e investigación, punto nodal para fijar los términos del discurso, su poder simbólico.

La segunda parte aborda el campo de la psicoterapia propiamente dicha en diálogo con las ciencias sociales y en particular con la sociología clínica. El encuentro de una psicoanalista con la sociología clínica, con el interrogante abierto si es o no es psicoterapia (Luce Janin-Devillars), las historias cruzadas de la Gestalt-Thérapie y la sociología clínica (Yves Mairesse), el psicoanálisis integrativo ante la mirada de la sociología clínica en los casos límite (Jean-Michel Fourcade), el interesante recorrido entre etnopsiquiatría y sociología clínica (Ting Chen), la psicoterapia sistémica, reemplazando la mirada del individuo por la de los contextos de los sistemas a los que pertenece (Françoise Julier-Costes), cómo ser psicoterapeuta sin ser un poco sociólogo (Claude Coquelle). Para concluir con el planteamiento de una clínica de la complejidad (Vincent de Gaulejac) que Boris Cyrulnik cierra con la pregunta ¿Podría concebirse una terapia sin Otro o hacer un relato de sí cortado del contexto social?

Un trabajo extraordinario, un encuentro productivo de gran riqueza entre distintas voces y diferentes especialidades, con importantes emergencias, donde para el sociólogo clínico ya no basta con el hecho social total de los clásicos, la búsqueda de las regularidades sociales de Bourdieu, ante su nuevo objeto, inestable por definición, los universales se complejizan, adquieren otras dimensiones, con el cruce de los particulares y singulares, abriéndose nuevas preguntas y nuevos campos a la investigación y a la práctica que implican también a otros  profesionales.

 

ISABEL CERDEIRA

Madrid, 6,10,2017